Mano de Piedra: nuestra esencia mineral

Mano de Piedra nace de nuestra pasión por los minerales, las piedras preciosas, el diseño, el interiorismo, la decoración, pero sobre todo por querer hacer las cosas diferentes. Nuestra característica esencial radica en el proceso artesanal de quienes tallan y dan forma a nuestras piezas, así como de sus conocimientos ancestrales en el manejo de minerales y piedras semipreciosas. Con ellos hemos instaurado un modelo de intercambio justo: cada trabajo es bien remunerado para que ellos continúen con esa motivación y puedan mantener a sus familias.

En Mano de Piedra queremos celebrar la energía, el trabajo y el amor contenido en cada una de nuestras piezas; y sobre todo queremos transmitir la energía poderosa de México a través de su artesanía, la riqueza en los cuarzos y minerales preciosos. Entre nuestros minerales favoritos se encuentran la piedra amatista, el cuarzo, la fluorita, la aguamarina, el jade, la obsidiana, la calcita,  el ámbar, la turquesa, la venturina y otras piedras preciosas.

 

No quitamos el dedo del renglón en nuestra misión por rescatar la esencia de las tradiciones mexicanas y darles un sentido más alineado a la cultura pop art o arte contemporáneo. Queremos que la artesanía mineral de México llegue a todos los rincones del mundo, ya que nuestras piezas son dignas de exportación, cada una mantiene su grado de unicidad y autenticidad que nos diferencia del resto del mundo.

Y es que nuestras piezas tienen esa capacidad para elevar la vibración de los entornos, no sólo por su belleza física, sino porque los artesanos con los que colaboramos le ponen un pedazo de su alma a cada pieza. Algo muy parecido a lo que se refería el escritor Bruno Traven en su cuento Canastitas en serie: “Cada una de ellas debe encerrar un trozo distinto, un cantar único de los que escucho al amanecer, cuando los pájaros comienzan a gorjear y las mariposas vienen a posarse sobre mí.” Descubre toda la energía de #ManoDePiedraMX (Visita manodepiedra.online).


POST RELACIONADOS